La naranja amarga, de Sevilla al mundo.

Creado el

Productos derivados de la Naranja Sevilla -Zaguan 24-
Productos derivados de la Naranja Sevilla -Zaguan 24-

Existe un dicho que dice que «del cerdo se aprovechan hasta los andares». Esta máxima bien podría atribuirse a los miles de naranjos que pueblan las calles, patios y plazas de Sevilla. Y es que, aunque los chinos y los musulmanes no lo sabían, el ingenio sevillano se encargaría de sacar numerosos productos a partir de este árbol cítrico.

En el año 1923 las fábricas de transformación e industrialización de Destilerías Bordas Chinchurreta S.A se afanarían en sacar provecho de la naranja amarga, según recogen Sabina Rossini y José Elías Bonells en un conocido estudio.

Tan sólo del fruto de la naranja amarga, que no se puede consumir directamente, se obtenía piel de naranja amarga deshidratada, aceite de esencia de naranja amarga, oleorresina y mermelada. Pero es que además, de las hojas de su árbol se extraían productos como el Aceite esencial Petitgrain Bigarade o el Absoluto Aguas de Petitgrain Bigarade. Además, de la flor del naranjo amargo, célebre y olorosa, se obtenía la decorativa flor de Azahar y se producen licores como el Agua de Azahar, el Aceite Esencial de Azahar, el Absoluto de Azahar o el Concreto de Azahar.

Actualmente, buena parte de las naranjas de Sevilla se destinan a la elaboración de mermeladas.

Es célebre que la fruta sevillana es la materia prima idónea para conformar una de las mermeladas más apreciadas en Buckingham Palace, y es que se cuenta que la «Seville Orange Marmalade» está presente hasta en la misma mesa de la reina Isabel II a la hora del té o del desayuno.

No obstante, Gran Bretaña es uno de los principales importadores de la naranja amarga que se recoge en Sevilla. Otro de sus usos curiosos es el de emplear las cáscaras de naranja en los alambiques para dar matices a la ginebra Beefeater.

 

Recogida Naranja Amarga de Sevilla-Zaguan24-
Recogida Naranja Amarga de Sevilla-Zaguan24-

La técnica para recoger todas estas naranjas no ha cambiado desde hace siglos. Ésta se divide en cuatro etapas:

1.- El zamarreón. Un peón va por delante de la cuadrilla con una escalera. Se sube a la copa del naranjo y desde arriba lo zamarrea hasta que caen las naranjas a mansalva al suelo.

2.- El vareo. Como si de un olivo se tratara, otro peón pasa por los naranjos zamarreados y, con una vara, va eliminando las naranjas que queden.

3.- Al macaco. El resto de la cuadrilla cierra el procedimiento recogiendo las naranjas del suelo y metiéndolas en un macaco o espuerta tras eliminar todas las ramas.

4.- Al saco. Las espuertas se vacían en un gran saco que posteriormente recoge un camión. Mientras, los peones limpian las ramas del suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>